centro bravo de salud integral

Consultas acerca de las dificultades académicas

 

Pregunta

 

Mi problema es que padezco TDAH y tras estar toda mi vida escolar con adaptación curricular, no ser muy buena estudiante y pese a las recomendaciones de mis profesores de que no lo hiciera me he metido en un bachillerato y pese a haberme habituado a estar con las tareas todos los días entre 4 y 6 horas me veo casi todos los días atacada por el estres por la cantidad horrible de trabajos que hay que hacer y en ocasiones hasta me dan ataques de ansiedad. He estado buscando miles de formas de solucionar esto pero pese a todo no ha habido manera, por lo que pensé que en lugar de un problema de esfuerzo esto se podría tratar de un problema psicológico en el cual de seguir atendiendo a este e-mail esperaba que pudieses ayudarme a solucionarlo.

 

Respuesta

 

Hola amiga:

 

En primer lugar, te felicito por ser una persona con muchas agallas, una persona que no se rinde fácilmente. A pesar de que te lo desaconsejaran tus profesores, has ido detrás de tu sueño de estudiar el bachillerato, estando dispuesta a dedicarle más tiempo que otros compañeros. Esta actitud es la que hace que las personas saquen lo mejor de sí mismas y lleguen a las metas que se proponen. Generalmente las personas que han tenido que enfrentarse a mayores dificultades en su camino han desarrollado muchas más capacidades que aquellas que lo han tenido más fácil y se han acostumbrado a que todo les sale sin ningún esfuerzo, después cuando vienen las dificultades, las primeras son las que no se rinden y siguen adelante.

En segundo lugar, también decirte que el TDAH es un trastorno polémico y no todos los psicólogos están de acuerdo en que se deba diagnosticar tan a menudo cómo se suele hacer. Hay veces que niñ@s que simplemente tienen mucha energía y una buena disposición para las actividades físicas, no encajan en un sistema educativo en el que la mayor parte del tiempo hay que estar sentad@ y callado, son diagnosticado de TDAH y a veces incluso medicados. En vez de potenciar sus facetas fuertes y sacar lo mejor de ellos, a la vez que enseñarles estrategias sobre cómo mejorar su capacidad para prestar atención, se les dice que tienen una enfermedad, un trastorno que les hace estar en desventaja con respecto a sus compañeros. P

Según comentas, sientes mucho estrés y te dan hasta ataques de ansiedad. Eso puede dificultarte en gran medida tu rendimiento académico y causarte bastante malestar. Hay muchas maneras de abordar esta dificultad:

1. La forma más inmediata de aliviar el estrés es que aprendas a relajarte con alguna técnica de relajación. Puedes aprender una a través de nuestro audio que encontrarás en el siguiente enlace: http://www.centrobravo.es/materialesarticulos/audiosrelax.html

También puedes practicar la Relajación Muscular Progresiva de Jacobson. En el siguiente enlace tienes más información: http://consaludintegral.es/html/estresyrelajacion/jacobson.html

2. También puedes probar a practicar técnicas de Mindfulness. Te ayudarán a afrontar el estrés además de mejorar tu capacidad de prestar atención. En nuestra web tenemos audios para prácticas guiadas: http://www.centrobravo.es/materialesarticulos/audiosmindfulness.html

También te recomiendo que leas algunos artículos sobre el tema, para que puedas entenderlo en mayor profundidad: http://consaludintegral.es/html/meditacion/mindfulnessdefinicion.html

3. Una forma diferente de abordar el estrés es examinar nuestras creencias sobre el éxito, el fracaso, los resultados, y el propio estrés. Muchas veces podemos crear más estrés por cosas que nos decimos a nosotros mismos. Estas cosas que nos decimos a su vez son producto de creencias que hemos adquirido de pequeñ@s y que pueden no ser del todo funcionales. Vamos a verlo con un ejemplo: Puede ser que de pequeña te hubieran transmitido la idea de que la nota que obtienes en un examen refleja exactamente el esfuerzo que has hecho para prepararlo. Entonces, puede ser que te digas a ti misma: no me puedo permitir suspender, ya que eso significaría que no me he esforzado lo suficiente. Cuando te dices eso, te sentirás más ansiosa y esa ansiedad podrá hacer que te bloquees y no te acuerdes de lo que habías estudiado, acabes suspendiendo el examen, te sientas mal contigo misma y, para colmo, sientas aun mayor ansiedad ante el siguiente examen. Pero puedes cambiar tu creencia por otra más funcional: la nota refleja en parte el esfuerzo realizado, en parte depende de cómo me sienta el día del examen, en parte depende de si las preguntas del examen estén bien formuladas, en parte del criterio subjetivo del profesor para corregirlo y tal vez algún factor más, como por ejemplo si hay ruidos en la calle que te distraen durante el examen. Al tener esta nueva creencia, podrás decirte a ti misma: me he esforzado todo lo que he podido, ahora voy a intentar relajarme para sacar lo mejor de mí, si suspendo, puede ser que no me he esforzado lo suficiente, puede ser porque no haya entendido parte de la materia o puede ser simplemente que no he tenido mi mejor día. Así podrás sentirte más tranquila y, finalmente, apruebes o suspendas tu examen, tu malestar será mucho menor.

 

Espero haberte ayudado

 

María Olsanska

 

 

 

english Switch to English Presentation

 

¿Tienes alguna sugerencia? ¡Cuéntanosla en nuestro buzón de sugerencias!

 

Centro Bravo de Salud Integral - ¡Cuídate a precios Low Cost!

C/ Cerro Blanco 1, local 28026 Madrid * Tlf. 692.751.620 * info@centrobravo.es

Consulta de Psicología Sanitaria inscrita en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid con el nº CS12816